Según información del sitio Cambrisge News en internet, el amor por la búsqueda de libros de Oliver Soskice casi lo deja encerrado en la biblioteca de una universidad – pero esta noche experimentó de lleno el hecho de quedarse encerrado dentro de una librería.

2.jpg

Al parecer, Oliver estuvo atrapado dentro de una librería por más de una hora después de que los empleados cerraran sus puertas y se hubieran retirado a sus casas, dejándolo a él adentro.

Oliver Soskice de 69 años, anteriormente ya había estado apunto de quedarse encerrado dentro de la Biblioteca Universitaria. Pero su último contacto con el aprisionamiento literario vino mientras se encontraba el la sección de la segunda planta de la librería Waterstone cerca de las 7:00 horas de la noche, la hora del cierre.

De pronto, se dio cuenta de que algo no estaba bien. “Yo estaba arriba, buscando algo. Y medio me di cuenta de que el lugar estaba particularmente silencioso pero eso no me pareció extraño.” Dijo Soskice.

“Pero cuando baje las escaleras había un silencio fuera de lo común y fue entonces cuando me di cuenta de que me había quedado encerrado.”

1

El despistado pintor encendió las luces y las alarmas mientras trataba de escapar de la tienda desértica, o por lo menos eso fue lo que reportó Cambridge News.

El señor Soskice calcula que estuvo encerrado dentro de la librería cerca de una hora y 20 minutos antes de que el gerente de la tienda regresara a salvarlo.

Admitiendo que no era la primera vez que le sucedía algo similar, ya que anteriormente casi lo habían encerrado dentro de la Biblioteca Universitaria, mantuvo la calma de cara a la adversidad.

Declaró: “En lo que más pensaba era en cómo demonios salir del enredo en el que me había metido. Podía ver a la gente yendo y viniendo. Esperaba que viniera un policía o algo por el estilo.”

3

Después de fallar en el intento de encontrar a su esposa, el señor Soskice llamó a su hija quien le sugirió que llamara al numero de no-emergencias de la policía.

Los oficiales tuvieron dificultades en encontrar el número de teléfono correcto de la tienda, y el señor Soskice no podía encontrar el botón correcto para llamar desde el teléfono del mostrador de la tienda.

Finalmente el enclaustrado pintor fue liberado de la tienda vacía por el gerente de la tienda, quien dijo que esto jamas le había pasado a un cliente antes. Mientras que el señor Soskice permaneció reflexivo sobre su aprisionamiento temporal.

“Hay lugares peores para quedarse atrapado que un a librería.”, dijo.

“Las dos cosas que me interesan son la sección de filosofía y la sección de arte.”